Un lunes y dos meses después

Su incansable curiosidad sobre mí, despertaba mis voluntades escondidas de salir con él. Pero sus incurables costumbres de idiocia, atormentaban las decisiones que estaba dispuesta a tomar. Me confesó todo, sus pensamientos pasados y nuevos, acciones que se arrepentía, maltratos realizados, ideas erróneas, deseos y fantasías que tenía conmigo; y lo peor de todo: sus […]